OTRO VERGONZOSO CASO DE CLIENTELISMO Y POST VERDAD
Enero 17, 2018
8 de Marzo, Feliz día de la Mujer
Marzo 8, 2018

“La democracia otorga a cada uno de los hombres el derecho a ser opresor de sí mismo”

Percy Oyola Palomá
Presidente de Utradec

 

Esta frase del poeta y escritor norteamericano James Russell Lowell (1819-1891) sirve como premisa para que todos tengamos presente lo que NO queremos del próximo gobierno y del Congreso de la República. Para eso, proponemos revisar lo que proponen los candidatos:

1 No más AFP y menos la liquidación de Colpensiones o el desmonte del régimen de prima media con prestación definida o cualquier propuesta de reforma pensional que intente aumentar la edad para las mujeres o reducción de las mesadas.

Por el contrario, persistiremos en una propuesta que reduzca la edad y tiempo de servicio para las mujeres que por su doble jornada y rol de madres bien merecen un régimen especial en materia pensional. Resulta necesario insistir en la reducción de los aportes de los pensionados del 12% al 4% y sumar nuestras voces a la lucha y movilización de los pensionados de Colombia, así como tomar la ofensiva masiva por los trabajadores contra los fondos privados de pensiones, como lo han venido haciendo trabajadores chilenos y salvadoreños.

2 Tampoco queremos un salario mínimo como el actual. Apostamos al Salario Mínimo Vital básico para todo el país. Universalmente y de ninguna manera podemos aceptar retroceder a la propuesta de la OCDE de un salario por regiones.

3 No más tercerización y menos del empleo público. Aspiramos a un gobierno que nos garantice trabajo decente para todos y en especial para los jóvenes y respeto por la Carrera Administrativa. No nos oponemos al derecho al trabajo que tienen muchos de los que hoy engrosan el “ejército de las Órdenes de Prestación de Servicios (OPS)”, pero ya está bueno el hacinamiento en las oficinas, el ejercer funciones administrativas y muchas veces de superiores jerárquicos, de empleados de planta, desplazándolos y arrinconándolos.

4 Definitivamente no queremos candidatos que prometen “el oro y el moro”, incluso firman acuerdos políticos con gremios y sindicatos para incumplirlos pues si llegan al gobierno eso mismo es lo que harán, menos si son corruptos, pues como dice el dicho “quien paga para llegar, llega para robar”.

5 Resulta fundamental y es una deuda con las futuras generaciones, que podamos encontrar caminos de reconciliación para fomentar la paz en Colombia, por eso ni un voto por los guerreristas, sean de derecha o de izquierda. Al contrario, prestemos atención a las propuestas para implementar a cabalidad el Acuerdo de Paz y respaldémoslas.

En esta dirección, resulta pertinente que como lo dijera en su reciente visita Antonio Guterres, secretario general de la ONU, “La presencia del Estado debe incluir la salud, educación, la estructura, el acceso de los agricultores a los mercados y vías de comunicación necesarias”. Quien no persiga este propósito no merece nuestro voto.

No tendrán cabida entonces quienes no cumplan o no estén dispuestos a cumplir con el Articulo 1° de la Constitución: “Colombia es un Estado Social de Derecho”.

6 No alimentar más el monstruo de la corrupción. Hay partidos y movimientos que no mencionaremos pero que campean en el ranking de gobernadores, alcaldes, senadores, diputados, incluso fiscales y magistrados bancados por estos que están en las carceles o siendo procesados. Ellos han empobrecido las regiones y el país, por lo tanto no merecen nuestra elección.

Conclusión: Recordemos que “solo el pueblo salva al pueblo” y que el país del próximo gobierno será el que seamos capaces de construir en las plazas, calles y en las urnas en las próximas elecciones.

Comments are closed.